“Sin un pelo de tonta”

Con esta entrada, que nada tiene que ver con la alimentación, sólo pretendo ilustrar algunos ejemplos para cubrir la cabeza preciosa pero pelona, que se queda después de alguna/s sesiones de Quimioterapia. Esta semana mi prima Esther me comentó que una personita iba a tener que pasar por este tratamiento en algunos días y quería saber dónde comprarse pañuelos si se le caía el pelo (no todas las Quimios producen alopecia, antes de llevarte el disgusto consulta con tu médico) Como no es la primera que me pregunta (pero posiblemente una de las que más quiero y que más me lee 😉 ) he pensado poneros ejemplos de cómo utilizaba yo los pañuelos durante los 7 ó 8 meses que estuve peloncilla/pelusilla. Pero antes, unos consejos básicos:

  1. Si la quimio que te van a poner produce alopecia, sabrás cuando te toca raparte. No lo hagas antes, la caída es tan evidente que sabrás cuando ha llegado el momento. Una vez pase, maquinilla y al cero… lo agradecerás
  2. Si has decidido llevar peluca y empieza a caerse antes de que la tengas, no te laves el pelo y aguanta un par de días sin peinarte mucho y sujetando el pelo con gomas o con laca. Nadie lo notará. Pero una vez empieza a caer si lo lavas o peinas te harás clapas importantes. Cuando ya tengas tu peluca, rapada y peluca todo en uno
  3. No te gastes demasiado dinero (o ninguno) en pañuelos. Los oncológicos son muy caros y al fin y al cabo no son más que pañuelos. A mí me fue bien tener un gorrito de algodón (que sí me compré oncológico) para dormir si hacía frío o para hacer Yoga, por ejemplo, porque con el pañuelo los nudos me molestaban. Los pañuelos que tengas para el cuello o los que te puedas comprar, te irán genial y podrás combinarlos con la ropa. Si son de algodón, mejor, son cómodos al tacto y elásticos para poder ponerlos más fácilmente y que no se caigan
  4. Si sabes coser un poquillo o conoces a alguien que sepa, te dejo un patrón básico con el que mi mami me hizo unos cuantos pañuelos con retales que compramos de algodón, espero que te ayude 🙂
  5. Las pestañas se caen pronto pero si te pintas la raya del ojo (con un lápiz especial para ojos sensibles) nadie lo notará. Y las cejas, aunque tardan más en caer, son más delicaillas porque te cambian bastante la expresión de la cara; yo aprendí a pintármelas con un lápiz de cejas bastante bien… aunque había días que tenía cara de sorprendida, otros de enfadada, otros de interesante, … ¡jajaja! Al final te lo tienes que tomar con humor… y recuerda, ¡el pelo por todos lados vuelve a salir antes de que te vayas a dar cuenta! 😉

Te dejo algunos ejemplos gráficos de cómo poner los pañuelos, aunque ya sabes, lo que mejor combina con tu cara, es una ¡GRAN SONRISA!

Hisilicon K3

Éste es el gorrito de algodón, para estar por casa, dormir, hacer ejercicio, … comodísimo y básico.

Hisilicon K3

Pañuelo básico de algodón de “mercaillo” Cruzado por la nuca y atado a un lado con nudo. Comodísimo y no más de 5€

Hisilicon K3

Pañuelo corto de cuello. Anudado al lado con nudo doble que simula una flor. De seda, fresquito pero resbala un poco.

Hisilicon K3

Pañuelo largo de cuello. Dejas los dos extremos en un lado y haces muchos nudos, uno bajo el otro ¡Parece una trenza!

Pañuelo largo de cuello. Cruzado por la nuca y dejando la cola a un lado. Perfecto para llevar pendientes grandes. Cómodo y abriguito.

Pañuelo largo de cuello. Cruzado por la nuca y dejando la cola a un lado. Perfecto para llevar pendientes grandes. Cómodo y abriguito.

 

Cosidos por mi madre con retales de tela de algodón. Aproximadamente de 1,5m de largo para poder ponerlo totalmente liado a la cabeza o bien dejando cola al lado. La ranura es el hueco para la cabeza. Son muy muy ponibles.

Cosidos por mi madre con retales de tela de algodón. Aproximadamente de 1,5m de largo para poder ponerlo totalmente liado a la cabeza o bien dejando cola al lado. La ranura es el hueco para la cabeza. Son muy muy ponibles.

CYMERA_20141025_134819

ipp

 

Hisilicon K3

Este pañuelo precioso me lo regaló mi amiga Eva, es de seda y me lo ponía también con nudo al lado. El problema es que resbala un poco… para salir está muy chulo, pero te lo debes ir colocando un poco.

Las pelucas son caras y al final acaba picando la cabeza (sobre todo en verano y sobre todo cuando empieza a salir el pelillo) Pero es una opción con la que nadie notará nada… ¡y quizás tú te sientas más segura! Así que haz lo que tu cuerpo te pida en cada momento… aquí yo con peluca (que también servía para que mis sobrinos se disfrazaran 😉 ) Te la recomiendo de pelo sintético, son más económicas y de más fácil mantenimiento que las de pelo natural.

Hisilicon K3

Mi peluca…

CYMERA_20141115_205305

 

Y no lo dudes PRECIOSA… hasta esto pasa ¡Fuerza y Valor!

10 comentarios en ““Sin un pelo de tonta”

  1. your Sister

    Lo mejor de todo, tu sonrisa, no perderla nunca, eso da mucha fuerza y cura, sin duda!! Y tambien cura el sufrimiento a los que te rodean y te quieren por encima de todo…. hace que todo sea mucho mas llevadero.
    Y asi sigues, con tu sonrisa, siempre a cuestas!!! 🙂 🙂

    Responder
  2. Esther

    Que te puedo decir bonito que ya no te hemos dicho. Que eres estupenda, un primor y que con solo verte ya se te quiere mogollón.

    Gracias por ser como eres y facilitarnos a todos las cosas.
    I LOVE primita

    Responder
    1. rsanva Autor del post

      Gracias a ti Esther! Me enorgullezco tanto de vosotros que me emociono con cada palabra! Yo también os quiero mogollón!!!

      Responder
  3. Anna Sanchez

    La verdad me sigo maravillando cada día de la fuerza que tienes para afrontar todos los retos que la vida te ha puesto. Y los has superado con nota!
    Un besazo guapa!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *