Trinxat de lombarda y setas. Desde otro punto de vista

ENERO viene siendo el mes de los propósitos. Algunos nos los proponemos todos los años pero es llegar el tercer Lunes (malfariamente llamado «Blue Monday») y ver que ni dieta ni gimnasio sí tabaco y sí móvil. O sea que «ná» Y los del «Blue Monday» nos dicen «Ves, ya te lo dije, llegará el tercer Lunes del año y tú no habrás cambiado nada. Pero tranquilo que yo tengo la solución: ves a gastarte dinero a un Centro Comercial; compra lo que sea: ropa, cremitas, electrónica, zapatos, macetas, …. lo importante es compensar la tristeza con super consumo y lo del propósito ya si eso para el Enero que viene»

A este «TRINXAT» le he dado la vuelta. Y ha quedado fantástico. Los más incrédulos tendrán que probarlo para creerlo. Pero sí, un trinxat sin tocino, es posible 🙂 Pues igual que al trinxat, a esos pesadísimos propósitos también podemos darle la vuelta. Cambiando el punto de vista el esfuerzo se aligera. Creedme. Mira, os pongo un ejemplo. Tu propósito del año es «hacer dieta» y eso ya te resuena a algo pesadísimo, aburridísimo, algo que no sirve de mucho si no te sacrificas para toda la vida, … un peñazo en toda regla. Sin embargo, si cambias el punto de vista y observas ese mismo propósito como un «reto saludable», la cosa cambia ¿a qué sí? Tenemos el poder de transformar sólo con mirar desde otra perspectiva. Puedes verlo como quieras pero a mí me encanta pensar que tenemos mucha MAGIA dentro.Utilicémosla.

INGREDIENTES:

  • 1 col lombarda pequeña
  • 2 patatas
  • 2 tazas de setas deshidratadas (trompetas de la muerte) **
  • 2 dientes de ajo
  • Sal, pimienta negra y AOVE

** las setas las pongo deshidratadas porque así hay todo el año, pero evidentemente las puedes utilizar frescas, recién cogidas, y te ahorras el paso de hidratarlas

ELABORACIÓN:

  • Ponemos las setas en una fuente con agua tibia y las dejamos hidratar unos 20 minutos
  • Pelamos y chascamos las patatas. Troceamos y lavamos la col lombarda. Lo ponemos todo a cocer en agua unos 45 minutos
  • En una sartén, ponemos AOVE y los ajos pelados, machacados y picaditos y los vamos pochando (!OJO que no se quemen!) Añadimos las setas bien escurridas, salpimentamos y pochamos junto con el ajo (deben de soltar todo el agua que tienen) Saca algunas para servir por encima del trinxat
  • Escurrimos la patata y la col y la añadimos a la sartén. «Trinxamos» con un tenemos, que se haga un puré y se mezcle todo bien (la col, la patata, el ajo y las setas) Corregimos de sal y pimienta y dejamos que se haga como una tortilla

Lo puedes servir con un huevo pasado por agua y ya tienes una cena de escándalo ¡Ah! Y si lo dejas reposar en la nevera, al día siguiente el almidón de la patata se habrá convertido en un almidón resistente altamente deseado por las bacterias buenas que habitan nuestro intestino… un probiótico en toda regla. Lo puedes recalentar antes de servir, por supuesto (que calentito está más rico) Trinxat de lombarda

UN ABRAZO y ya sabéis… a mirar desde todos los puntos de vista 🙂
Raquel.

PD: no tengo nada en contra del TRINXAT con su tocino (de cerdo de bellota a ser posible) pero ya sabéis que me gusta proponer alternativas saludables para no caer en la monocarnerrojatonía 😉

PD2: hace varios meses escribí sobre los propósitos (de Septiembre aquella vez) y de cómo hacer un hábito. Si te apetece seguir leyendo… pincha aquí

Un comentario en “Trinxat de lombarda y setas. Desde otro punto de vista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *