Croquetas de boniato

rsanva   18 noviembre, 2015   6 comentarios en Croquetas de boniato

¿Suena raro? Pues parece que es mucho más común de lo que yo me imaginaba… ¡cuánto me queda por aprender! El caso es que mi Santa Madre, que siempre me trae cosas riquísimas y saludables, me trajo un par de boniatos que había asado el día de antes. La verdad es que el boniato es otro de esos alimentos que he descubierto recientemente, de pequeña… y de joven… e incluso de adulta ya cocineradeplatorápido, nunca me había dado por comer esa especie de patata naranja y dulce. Sin embargo y como parte de esta aventura gastronómica, un día lo probé … ¡y me encantó! Bueno, a lo que íbamos… ¿Qué me hacía con los boniatos? Podría haber optado por la forma más rápida: tal cual, con un chorrito de AOVE y un poco de pimienta… ¡riquísimos! Pero me apetecía experimentar y me sonaba haber oído algo de utilizar la pasta del boniato como “sustituto” de la bechamel para hacer croquetas… me puse manos a la obra y el resultado fue ¡ESPECTACULAR! Me salieron feas… pero feas… ahora estaban ricas… ¡pero ricas! Os paso la receta por si os interesa; creo que para que los más peques se introduzcan en esto de la comida sana son una excelente opción. Lo malo… que se fríen… pero si lo haces en AOVE y muy de vez en cuando, es un placer (que también fortalece el sistema inmunitario 😉 )

INGREDIENTES:

  • Boniato (asado al horno): es alcalinizante (en un post anterior hablo de la importancia de mantener un medio “alcalino” o “básico” en nuestro cuerpo), rico en vitamina A (casi tanto como la zanahoria) y en vitamina C. Aporte en minerales: manganeso, potasio, cobre y hierro. Es un poderoso antioxidante que lucha contra los peligrosos radicales libres. Su índice glucémico es medio, por lo que su consumo debe ser moderado.
  • Champiñones: en una entrada anterior hablo de las excelentes propiedades anticáncer de las setas. Los champiñones contienen proteínas similares a las de las legumbres, que inhiben el crecimiento tumoral
  • Pan rallado: como no suelo tener pan rallado, utilicé tostadas de pan integral con semillas de lino y las trituré
  • AOVE, sal y pimienta

ELABORACIÓN:

  • Asar el boniato con la piel (en el horno) La temperatura y el tiempo no te lo digo porque mi horno es tremendamente lento para asar, así que fíate de tu confianza con tu horno
  • Sofreir ligeramente la cebolla y el champiñón bien troceaditos con un poco de pimienta y cualquier otra especie que te apetezca
  • Cuando el boniato se haya enfriado, quitar la piel y triturar con un tenedor. Verás que queda como una pasta naranja. Añade un poco de sal para quitarle un poquito el sabor dulce
  • Incorpora el sofrito a la masa de boniato, y masajea hasta obtener una mezcla bastante homogénea. Si te pasas con los champiñones y la cebolla, te costará darle forma a las croquetas
  • Aquí te aconsejo dejar enfriar bien la mezcla, incluso en la nevera. Yo no lo hice y me costó una barbaridad hacer las bolas porque se me pegaba continuamente en los dedos. De todo se aprende
  • Procede a dar forma a tus croquetas; pásalas por leche de avena y reboza en el pan (con doble rebozado quedarán doblemente crujientes)
  • En AOVE (primer uso) bien caliente, pon las croquetas 5 minutillos hasta que queden doraditas
  • ¡Y listas para servir con una ensalada! ¡Qué ricas que están!

Te dejo una foto para que veas que la forma me quedó … ¡desastrosa! Se salvaban unas pocas (las de la foto destacada 🙂 ) pero tengo que mejorar la parte estética de la cocina… ¡definitivamente! Acuérdate de dejar la masa enfriar bien.

Croquetas desastrosas

¡Un abrazo boniatos!

6 comentarios en “Croquetas de boniato

  1. ESTER

    Buenos días Guapisima!! yo lo voy a probar y te han quedado estupendas 😉
    Quería hacerte una pregunta las setas deshidratadas como se cocinan? Ayer me hice shitake con ajo y perejil pero cuando son deshidratadas no ser como se cocinan!

    Gracias un besazo!!

    Responder
    1. rsanva Autor del post

      Hola guapísima! Pues se cocinan exactamente igual que las frescas, con la única diferencia que tienes que hidratarlas antes para que vuelvan a su “forma original” Puedes hacerlo con agua, leche, cerveza o caldo. Tienes que sumergirlas durante 12 horas antes de su consumo y luego escurrirlas (el caldo que te sobre puedes utilizarlo para el arroz, por ejemplo) Ya las tienes listas para consumir. En esta página se pueden comprar, pero también las venden en fruterías, herboristerías, mercadillos, … http://www.hifasdaterra.com/web/l/gourmet/setas_deshidratadas/ Espero haberte ayudado. Un abrazo bien grande guapa!

      Responder
  2. Montse, your Sister

    Las hice anoche para cenar y quedaron superricas!!! ,lo unico que no se lo que es el Aove, asi que las hice en aceite de girasol . Ya me diras que es el Aove ese….

    Responder
    1. rsanva Autor del post

      Buenísimas!!! Pues el AOVE es ACEITE de OLIVA VIRGEN EXTRA. Me cachis en la mar no preguntarme antes 😉 No pasa nada, pero siempre mejor utilizar AOVE que cualquier otro aceite.

      Responder
  3. Montse, your Sister

    Jajajaja!!!!! 🙂 que tota estoy!!!!! No habia caido!!!! AOVE!!!!! 🙂
    Que sepas que llevo cuatro dias haciendo el pan en casa. Y le meto de todas las semillas, un dia lino, otro sesamo,…. hoy ademas he incorporado la curcuma al pan, y cuando lo he plantado en la mesa, todo amarillo, la cara de circunstancia era para gravar….. las siguientes palabras han sido…. tu tia nos trae locos. Jajajaja!!!!!

    Responder
    1. rsanva Autor del post

      ¡Jajaja! Pero tú diles que es por su salud y por su felicidad… ¡Quiero probar ese invento tuyo del pan con cúrcuma! ¡Un besote grande grande!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *