Cereales sin gluten: el teff, “amor a primer lengüetazo”

Si habéis tenido una hermana pequeña con cierta diferencia de edad, unos 10 años, como en mi caso, seguro que sabéis de qué voy a hablar: de comerme sus papillas de cereales ¡Ay Dios qué buenas estaban! Mi madre nos regañaba, a mi hermana mayor y a mí, pero es que… estaba tan buena… olía tan bien… sabía tan bien… ¡engordaba tanto! Pero eso daba igual; empezábamos por rebañar los platos que no se comía ella y acabábamos por hacernos nuestras propias papillas. Lo dejé cuando mi madre dejó de comprarlas para nuestra pequeña, no sé qué habría pasado si no… supongo que me habría puesto “hermosa”, como dicen en mi pueblo, y habría optado por dejarlas yo misma… o no ;-(

Con el TEFF he revivido ese olor y ese sabor… ¡qué rico! Este cereal lo he descubierto en el BIOCULTURA 2016 de la mano de ANCIENT GRAINS. Tiene muchas cosas buenas, pero también alguna mala… como el precio. Por lo tanto, yo diría que está genial para variar de tanto en tanto el tipo de cereal que consumes, pero no para incorporarlo en tu dieta como un “must” (un imprescible, vamos) porque no lo es.

¿Qué tiene de bueno?

  • Que NO CONTIENE GLUTEN, por lo tanto no sólo es apto para celíacos si no bueno para todos los que hemos decidido desterrar el gluten de nuestra vida (no es necesario, no es bueno)
  • Que es muy rico en CALCIO y también en HIERRO
  • Que tiene un ÍNDICE GLUCÉMICO BAJO, por lo tanto bueno para las personas con diabetes y para nuestra salud en general
  • Que combinado con legumbres (para espesar los guisos, por ejemplo), obtendremos PROTEÍNAS COMPLETAS de alta calidad
  • Que está riquísimo, aunque eso es cierto que va a gustos. De momento yo lo he probado ligeramente tostado y cocido después con leche vegetal (de avena) Quedan unas gachas con un sabor impresionante; si le añades un poco de fruta, unas semillas, unos frutos secos, un poco de canela, … obtendrás un desayuno completísimo y espectacularmente rico

¿Qué no es tan bueno?

  • Que es CARO, sobre todo si lo comparamos con otros cereales igualmente bajos en gluten y en carga glucémica como la avena, el trigo sarraceno, la quinoa, el arroz integral, el mijo o el amaranto
  • Que parece MENOS VERSÁTIL en la cocina, comparado con otros cereales. Para hacer panes, pasta, … no parece funcionar muy bien

Sabido esto, tú escoges si quieres probarlo una vez, introducirlo en tu dieta o prescindir de él. Información es poder 😉 Te dejo mi experimento deliciosísimo, que además me hice para llevar al trabajo porque templado aguanta perfecto:

INGREDIENTES:

  • Leche de avena
  • Copos Teff
  • Pera
  • Semillas de girasol y de calabaza
  • Canela

ELABORACIÓN:

  • Tostar los copos de TEFF ligeramente en un cazo
  • Añadir la leche y dejar cocer durante 20 minutos más o menos
  • Retirar del fuego y añadir la pera, las semillas y la canela
  • Listo para tomar o tapar y llevártelo de paseo 😉Teff Teff para el trabajo

¡Dulces postres!

Un comentario en “Cereales sin gluten: el teff, “amor a primer lengüetazo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *