19 de Octubre: Día Internacional Contra el Cáncer de Mama. Prevenir con Dieta Mediterránea

Hoy se celebra el Día Internacional contra el Cáncer de Mama. Este cáncer es el más frecuente entre las mujeres occidentales y, a pesar de que hoy día el porcentaje de curación es muy alto, todavía sigue siendo mortal. En Agosto de 2014 coincidí con una chica preciosa que veraneaba en mi pueblo; ambas íbamos con pañuelo ya que estábamos haciéndonos quimioterapia en ese momento. Intenté darle leche materna porque había conseguido de sobras de mis preciosas amigas-mamis y tenía los congeladores llenos; pero no quiso, me dijo que era su segunda recaída y estaba muy cansada. Resignada me contó que su diagnóstico era triple negativo… en aquel momento no sabía lo que era pero tampoco le quise preguntar, sus ojos irradiaban hastío, se había dado por vencida. Pocos meses después murió dejando a dos princesas y a un príncipe para siempre. Hoy mi recuerdo va por ti guerrera.

El estudio EpiGEICAM (coordinado por la investigadora del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III) ha demostrado que el 30% de los cánceres de mama se pueden prevenir con la alimentación, y en especial el triple negativo, que es uno de los más agresivos. De nuevo nos encontramos con el “milagro” de la Dieta Mediterránea: pescado, vegetales, legumbres, frutas, aceite de oliva virgen extra (AOVE) y bajo consumo de bebidas azucaradas. Por el contrario, la dieta occidental (la más frecuente en mujeres jóvenes), que consiste en un alto consumo de productos grasos, carne procesada, dulces, bebidas azucaradas y cereales refinados, es la más perjudicial para desarrollar cáncer de mama. Adjunto el link al artículo completo para vuestra lectura: http://www.isciii.es/ISCIII/es/contenidos/fd-el-instituto/fd-comunicacion/fd-noticias/02_09_2014NPEpiGEICAM_DietaMediterranea.shtml

Quizás sea un poco monotema, pero si lo hago es porque creo ciegamente en la relación entre los hábitos de vida saludable y el cáncer. Y por suerte hay cada vez más estudios científicos que lo avalan. Y no quiero que pases por este diagnóstico ni que nadie de tu familia tenga que pasar por él, así que si puedo ayudar en la prevención, lo haré hasta agotarme… y de eso espero que pase mucho tiempo 🙂 La reflexión fácil yo también la he hecho: yo tenía una dieta más o menos mediterranea, no fumaba, hacía deporte y veía el vaso siempre medio lleno… ¡y me tocó! Así que ahora ya sé que tengo un sistema inmunológico “flojucho” y que el resto de mi larga vida tendré que reforzarlo para no caer otra vez en las redes del cáncer. Como tú no sabes cómo de fuerte es el tuyo, hazte un gran favor: ¡cuídalo y fortalézelo! La Dieta Mediterránea es una de nuestras potentes herramientas para conseguirlo. En mi contra tengo que decir que por el momento no hay ni un sólo estudio que relacione la alimentación con estos dos tipos de cáncer: los LINFOMAS (que es el que yo padezco) y los SARCOMAS (que son cánceres en los tejidos blandos del cuerpo: músculos, tendones, nervios, grasa, vasos sangíneos y linfáticos y tejidos), pero mi lucha no parará porque con un sistema inmunológico fuerte seré capaz de prevenir cualquier otro cáncer y de soportar cuaquier tratamiento por el que tenga que pasar para ganar la guerra para siempre.He dicho 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *